Retiro de Yoga en Ávila

YOGA. MEDITA. CREA.

Te daremos diferentes guías para que, a través del yoga, el control de la respiración, el arte y la meditación, puedas encontrarte con tu ser interno.

12, 13 y 14 de Noviembre

}

17:30 h

San Vicente de Arevalo, Ávila, Castilla y León

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

El Lugar

El Retiro de Yoga en Ávila: Yoga, Medita y Crea es realizado en la Cara Rural El Aceitunero con todo el amor del mundo, haciendo que cada rincón y detalle tenga un poco de nosotras. Hemos combinando la estructura antigua de la casa con un diseño interior moderno y sereno. El loft en la segunda planta fue planeado especialmente para los retiros de yoga y otros eventos.

Durante el retiro disfrutarás del yoga dos veces al día en un entorno rural y tranquilo. Podrás disfrutar de paseos por los caminos y llanuras interminables desde los que se pueden contemplar los preciosos contrastes de colores que deja el atardecer, o simplemente relajarte junto a la chimenea con tu libro favorito o disfrutar de un tea al sol bajo el cobertizo.

Portada de la Casa Rural El Aceitunero, en San Vicente de Arévalo, Ávila

El Equipo

Sara (Pepita)

Estudió Bellas Artes, se especializó en dibujo y grabado, y a pesar de no haberse dedicado a ello profesionalmente siempre ha encontrado tiempo para realizar su arte. Encuentra técnicas como el dibujo y el collage como una perfecta forma de plasmar ideas, pensamientos, alegrías, miedos y mucho más.

El funcionamiento de la mente es algo que siempre la fascinó. Ha leído y estudiado mucho sobre el tema desde la psicología y la metafísica, siempre buscando tener una mayor comprensión sobre el tema. En los últimos años ha practicado yoga y profundizado en su bonita filosofía. Recientemente se ha convertido en Profesora para compartir con el mundo este camino para la transformación personal.

En sus clases Sara adapta sus conocimientos para realizar una práctica más personalizada, siempre coordinando movimientos y respiración, para conectar el cuerpo y la mente.

A pesar de haber vivido más de diez años fuera del pueblo, Sara siempre disfrutó de la tranquilidad que este le da a tu vida. Los beneficios de vivir cerca de la naturaleza son inmensos en el bienestar personal.

Verónica

Estudió ciencias ambientales, su participación en varios proyectos ambientales le dio la posibilidad de recorrer gran parte de los ríos, embalses y parques naturales de España, enseñándole a apreciar el placer de lo sencillo. Durante muchos años trabajó en alta mar por todo el mundo, donde nació su pasión por los amaneceres y atardeceres.

En los últimos años ha estado enfocada en la gestión de equipos y de proyectos mejorando su capacidad innovadora, su capacidad para asumir riesgos y gestionar cambios, su facilidad para tomar decisiones… por esto y mucho más decidió lanzarse a la piscina junto con su hermana Sara y crear El Aceitunero.

La decoración es algo que siempre la apasionó, puede pasar horas muertas buscando inspiración y documentándose. Al decorar la casa rural ha podido ser ella misma pues disponía de total libertad para crear todo lo que su mente ideara. El hecho de crecer en un pueblo y la posibilidad que ha tenido de recorrer gran parte del mundo ha sido esencial en su fase de inspiración, ya que le ha permitido conocer diferentes lugares, diferentes culturas y de alguna manera crear el propio alma de la casa.

Mientras el mundo sufría una pandemia universal, nosotras Verónica y Sara consideramos que no era momento de paralizar nuestras vidas, sino de retomarlas. Aprovechando que después de muchos años en los que estuvimos separadas fuera de España, la situación actual nos ha reunido de nuevo en nuestro pueblo natal dándonos la oportunidad de emprender en nuestro propio alojamiento rural uniendo nuestras pasiones para crear nuestro proyecto de vida.

Las piezas claves para crear el espíritu de nuestro proyecto eran por un lado conseguir una casa con alma, calidez y diseño, que transmitiera buenas vibras, cercanía y emociones. Y por otro lado ofrecer un alojamiento que sirviera para hacer retiros de yoga, talleres holísticos o cualquier evento relacionado con lo rural, lo auténtico, lo natural, lo sostenible o lo ecológico.

Actividades

En esto retiro:

  • Practicarás hatha yoga, vinyasa yoga, yin yoga.
  • Haremos meditaciones guiadas.
  • Usaras el collage como medio de expresión.
  • Podrás vivir una experiencia de conexión contigo [email protected]
  • Disfrutarás de la naturaleza y de increíbles puestas de sol.
  • Traerás la paz y la calma a tu mente.
  • Aprenderás más hábitos saludables para tu camino hacia el bienestar, hacia la salud y la conexión mente y cuerpo.
  • Realizarás un taller de bordado y un taller de collage.
Practicando Yoga en San Vicente de Arévalo, Ávila

Taller de Collage por Pepita Bermúdez

En nuestros retiros usamos el collage como recurso para conectar con tu ser interior. Hoy se sabe que la información se procesa primero de forma implícita o inconsciente.

El arte es fundamentalmente un medio de expresión. Lo importante es que a través de esta técnica dejamos salir parte de lo que somos, de nuestra particular manera de estar en el mundo y de contar lo que vemos. Así la persona se hace consciente de cosas que no han sido verbalizadas porque no hay palabras para ello o porque quizás es doloroso hacerlo.

El collage es una disciplina artística bastante nueva (principios SXX). Braque, Picasso, Juan Gris, los dadaístas, los futuristas y demás artistas de vanguardia lo divulgaron e hicieron el recortar y componer un sello de identidad. Para ellos tenía mucho que ver con conectar con el subconsciente… Y para nosotras también y ahí radica su principal poder.

Es una técnica muy asequible y ecológica pues se reciclan viejos papeles para darles nueva vida, todo se aprovecha en el collage y no contamina. Trabajar en dos dimensiones facilita la apertura de las personas que no han realizado trabajos artísticos y mejora la creatividad. Las figuras ya están hechas, por lo que el miedo a no dibujar bien se elimina y desaparece la frustración. La parte automática de selección de imágenes conecta directamente con el subconsciente y es una forma sencilla de empezar a conocernos mejor.

Taller de Bordado por Teresa Gomez

Tere ha sido ama de casa durante muchos años y El Aceitunero es en realidad la casa donde ella se crió. Aquí trabajo en el bar durante su primeros años adultos y en este pueblo creció feliz. Vive en Arévalo desde que sus hijas Sara y Vero nacieron. Tere es una mujer muy activa y generosa, siempre dispuesta a aprender cosas nuevas, le encanta cocinar, en estos momentos está realizando un curso de cocina profesional en la escuela para adultos, recibe clases de guitarra y acude a clase de yoga con Pepita, su hija. A Tere le encanta pasear por el pinar, por el pueblo, siempre va en bicicleta y aprecia mucho la calidad de vida en el entorno rural.

Por muchos años ha deseado que sus hijas vivieran cerca, es por eso que está encantada de poder ver esta casa en movimiento y le hace mucha ilusión ser parte del proyecto. Cuando Tere era adolescente, su tía le enseñó a bordar, pues había que empezar a preparar el ajuar. Dedicaba las tardes a coser con amigas, vecinas o en casa con la familia.

Esto es algo que ha desaparecido, pues en tiempos modernos se han perdido las ganas, no se tiene el tiempo o simplemente no se quiere. “Cuando mis hijas tenían trece años intenté enseñarles a coser pero al parecer empezaba la época de los ordenadores“.

El bordado es una técnica que se usa desde hace muchos años. Es una linda manera de realizar mindfulness (en el momento presente), una labor que te obliga a dejar la mente fija en colores y puntos olvidando por un rato la locura del día a día. Hace unos años Tere realizaba un taller de bordado con el AMPA del colegio, un taller que vamos a rescatar y reinventar en nuestro retiro. Todas y todos podemos coser y hacerlo de manera creativa, usando diversos materiales, soportes y técnicas clásicas y próprias.<>

Comida

En El Aceitunero creemos fielmente que la salud comienza en la alimentación: eres lo que comes y por ello nosotros apostamos por una dieta basada en plantas. Entendemos que cada persona tiene sus procesos y es libre de elegir qué quiere comer, por ello nosotros ofrecemos varias opciones.

Utilizamos ingredientes de calidad que provienen de nuestro huerto (temporada) y de proveedores locales que garantizan la frescura y calidad de los alimentos. Además, la comida se elabora fresca día a día de forma totalmente artesana con dedicación y amor.

Cocinaremos para [email protected] deliciosos platos vegetarianos con opción vegana, y si os apetece ¡podéis ayudar en la cocina con la preparación!

*Si tienes algún requisito dietético adicional o alergias, háznoslo saber cuándo hagas la reserva, estaremos encantadas de atenderte.

Cocina saludable

Que Incluye

  • 2 noches (habitación compartida o individual).
  • Yoga diario.
  • Diferentes estilos de yoga: Vinyasa Yoga, Yin yoga y Hata Yoga.
  • Yoga workshop.
  • Meditaciones guiadas y mindfulness, así como ejercicios de respiración (pranayama).
  • 3 deliciosas comidas al día.
  • Hermosa ceremonia de bienvenida y despedida.
  • Oportunidad para responder y aclarar tus dudas sobre yoga.
  • Tiempo para ti.
  • Ritual de collage. Todos los materiales están incluidos.
  • Transporte desde Arévalo hasta la casa El Aceitunero.
  • Regalo sorpresa.

No Incluye

  • Vuelos / Trenes.
  • Seguro de viaje

Horarios, Fechas y Precios

Los horarios en El Aceitunero son simples: llegar, comer sano, hacer yoga, relajarse, sentirse bien.

  • Llegada: 17h30, 12 de noviembre
  • Salida: 17h30, 14 de noviembre
  • Habitación individual y baño privado 220€ (por persona)
  • Habitación y baño a compartir 180€ (por persona)

¡Estás a un click de llevarte una súper experiencia!

Para entender nuestra política de reserva y cancelación pincha aquí.

Reserva: 50% del precio total.

Logo Casa Rural El Aceitunero

 

El Aceitunero es una casa rural en San Vicente de Arévalo (Ávila) que puede ser utilizada también como loft para prácticas de yoga. Dispone de piscina en el patio, donde hay un porche convertido en una veranda, una zona reservada para la barbacoa, mesa de ping-pong, futbolín, tipi para niños y más.